Nuestra empresa comienza su andadura en el año 1955 de la mano de Don Enrique Revilla Alonso. En sus inicios, como herrería, se dedicaba a la reparación de todo tipo de maquinaria de tracción animal. Posteriormente, con la mecanización de la agricultura, amplió su actividad comercializando aperos de labranza, de siembra, de abonado y todo tipo de complementos para la agricultura.

Su consolidación como fabricante llegó en el año 1991, con la incorporación de una nueva generación mucho más preparada y la inauguración de las actuales instalaciones.

A partir de ahí, nuestra área de trabajo se centra en dos líneas diferentes:

  • Una dedicada a la comercialización; somos distribuidores de toda la gama de productos de la marca Aguirre: abonadoras, sembradoras y pulverizadores.
  • La segunda, y mas importante por facturación, al diseño y fabricación de maquinaria agrícola.

Actualmente contamos con una plantilla de 10 empleados y varias empresas auxiliares que confeccionan y mecanizan piezas para acoplar a nuestros fabricados. Construimos aperos para la preparación del lecho de siembra y compactación de suelos.